Aplicaciones de la calderería industrial en el siglo XXI

941 13 13 88
Aplicaciones de la calderería industrial en el siglo XXI

La calderería industrial en La Rioja está detrás de la mayor parte de los silos y los depósitos de este siglo. Y es que esta actividad que surgió con la industrialización y dio lugar a obras como la Torre Eiffel se ha convertido en indispensable para el transporte y almacenamiento de todo tipo de mercancías. Entre ellas destaca el grano de la agricultura pero también el petróleo, los ácidos, los áridos para construcción o incluso el gas natural.

Lo más habitual en esta disciplina en lugares como Oxicor Ochogar es el uso del acero inoxidable para hacer los distintos silos y depósitos. Se trabaja con técnicas como el oxicorte y la soldadura para realizar todo tipos de trabajos y acabados en metal. Hay que tener en cuenta que además de sus aplicaciones industriales la calderería también se ha utilizado para construir grandes obras de nuevo tiempo como la estructura del Museo Guggenheim de Bilbao o el Puente Colgante de Vizcaya.

A pesar de estar basada en el acero, la calderería industrial en La Rioja está sufriendo una importante reconversión que afectará a esta actividad en el futuro. Se trata de la llamada calderería plástica que usa termoplásticos en lugar de metales y que sirve para transportar aquellos productos que no se pueden llevar en metales como el agua desionizada. Ambas disciplinas de la calderería industrial convivirán en el futuro de este siglo y se mantendrán como claves en la agricultura y la industria de esta comunidad autónoma y de toda Europa. 

haz clic para copiar mailmail copiado